C

  • Cadena de valor

La cadena de valor empresarial es un modelo de análisis, popularizado por Michael Porter, proveniente del campo de la gestión empresarial y la economía. Aplicado a las industrias audiovisuales, este instrumento de análisis incluye una serie de diferentes actividades y agentes concentrados en tres fases consecutivas: producción, distribución y consumo.

 

  •  Coaliciones para la diversidad cultural

Entidades de diferentes países que agrupan organizaciones profesionales de la cultura y de los medios de comunicación que representan a creadores, artistas, productores independientes y distribuidores de diferentes sectores (libro, cine, televisión, radio, música, espectáculo y artes visuales). Las coaliciones nacionales están agrupadas en la Federación Internacional de Coaliciones para la Diversidad Cultural – FICDC.

En España, la Coalición Española para la Diversidad Cultural – CEDC fue fundada en 2004 por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales Españoles (FAPAE) y la Federación de Artistas del Estado Español (FAEE).

 

  • Comercialización de contenidos audiovisuales en línea

En el contexto de la industria audiovisual, que tiene lugar en un entorno digital, la comercialización de contenidos refiere a las actividades vinculadas a la venta de un producto o servicio. Dicha venta puede efectuarse a través de diferentes modelos. Se suele distinguir fundamentalmente entre el publicitario y el de pago que, a su vez, puede sub-clasificarse según se pague por un abono o un producto o servicio puntual.

En el caso de los contenidos financiados con publicidad, los mismos se encuentran disponibles gratuitamente para el usuario quien no tienen que pagar – aunque a veces sí suscribirse – para obtener acceso. Este sería el caso de los contenidos ofrecidos por YouTube o Dailymotion.

En el caso de los contenidos financiados a través del pago, los mismos sólo se encuentran disponibles para: a) los usuarios que contratan el servicio que los provee, a cambio de abonar una suscripción, b) para los usuarios que los adquieren en propiedad, con la consabida descarga, o c) para quienes los alquilan de forma puntual – generalmente por 48 horas o 30 días – para consumir en streaming u off line. Es decir, que el pago puede ser por las descargas efectuadas (una canción, un álbum, una película, como ocurre con iTunes), o por el acceso ilimitado a un catálogo sobre la base de un abono. Este acceso mediante un abono puede ser en streaming (como ocurre con Netflix, Filmin o Waki) o a través de aplicaciones que permiten el consumo tanto en streaming como off line (Spotify o Deezer).

 

  • Concentración económica

Según la legislación española vigente –Ley 15/2007, de Defensa de la Competencia– se produce una concentración económica cuando tiene lugar un cambio estable del control de la totalidad o parte de una o varias empresas como consecuencia de:

  • la fusión de dos o más empresas anteriormente independientes,
  • la adquisición por una empresa del control sobre la totalidad o parte de una o varias empresas,
  • la creación de una empresa en participación y, en general, la adquisición del control conjunto sobre una o varias empresas, cuando éstas desempeñen de forma permanente las funciones de una entidad económica autónoma.

 

  • Concentración empresarial

Determinadas operaciones de concentración económica pueden suponer una alteración de la estructura de los mercados contraria al mantenimiento de una competencia efectiva, cuando se superan ciertos umbrales en términos de cuotas de mercado (el 30% del mercado relevante) o volumen de ventas (240 millones de euros, siempre que al menos dos de los partícipes realicen individualmente en España un volumen de negocios superior a 60 millones de euros).

La consecuencia es el aumento del tamaño de la empresa, ya sea debido a un crecimiento interno (cuando se crean productos que permiten ganar mercado) o externo (cuando se compran otras empresas en funcionamiento). En la industria audiovisual cualquiera de estas estrategias de crecimiento pueden dar lugar a tres formas de concentración que no son necesariamente excluyentes:

  • Horizontal: cuando la expansión tiene por objeto producir una variedad de productos finales dentro de una misma rama.
  • Vertical: cuando la expansión supone ocupar otras posiciones en la cadena de valor, de modo que se abarcan distintas fases de la producción.
  • Diagonal: cuando la expansión busca la diversificación fuera de la rama de origen.

Como resultado de la concentración empresarial algunas firmas alcanzan un peso significativo de mercado y/o obtienen una posición dominante que se erige como barrera de entrada y/o crecimiento en relación con una actividad económica determinada.

 

  • Convenciones de la UNESCO

En Derecho Internacional, convención es sinónimo de tratado o convenio. Es un acuerdo vinculante firmado por Estados, por el cual estos asumen un compromiso jurídico.

La regulación de las convenciones internacionales se encuentra recogida en la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados celebrados entre Estados (1969). La UNESCO, desde su fundación en 1945, ha sometido a aceptación, ratificación o adhesión diversas convenciones internacionales sobre las siguientes áreas temáticas: Educación, Ciencias Naturales, Ciencias Sociales y Humanas, Cultura, y, Comunicación e Información.

 

  • Convenciones de Cultura de la UNESCO

En el ámbito de la Cultura, desde mediados del siglo pasado la UNESCO viene promoviendo consenso internacional alrededor de diferentes instrumentos normativos (convenciones recomendaciones y declaraciones) que buscan el resguardo de determinados bienes y servicios culturales.

Las principales convenciones aprobadas son:
− Convención para la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales (2005) (+)
− Convención para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial (2003) (+)
− Convención para la protección del patrimonio cultural subacuático (2001) (+)
− Convención para la protección del patrimonio mundial cultural y natural (1972) (+)
− Convención para la lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales (1970) (+)
− Convención para la protección de los bienes culturales en caso de conflicto armado (1954) (+)

 

  • Convención sobre la diversidad de las expresiones culturales (UNESCO, 2005)

La Convención sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales fue adoptada en la 33ª Conferencia General de la UNESCO en 2005 y ha entrado en vigor en 2007 para sus adherentes.

Esta Convención reconoce que los bienes y servicios culturales -y por ende, los bienes y servicios comunicativos– transmiten identidad, valores y significado y, en consecuencia, no pueden ser considerados simples mercancías o productos de consumo. Ofrece un marco jurídico internacional para que los Estados adopten, dentro de sus propios territorios, las medidas que consideren necesarias para proteger y promover la diversidad de las expresiones culturales y, al mismo tiempo, asegurar la libre circulación de las ideas y las obras culturales. El texto parte de la idea fundamental de que la diversidad cultural -y por ende, la diversidad audiovisual– constituye un patrimonio común de la Humanidad y concede especial importancia a la promoción de la cooperación internacional con los países en desarrollo.

 

  • Convergencia

Según el organismo regulador de la industria audiovisual del Reino Unido, Ofcom (Office of Communications), la convergencia “es el fenómeno creciente por el que una variedad de tipos de contenido (audios, vídeos, textos, imágenes) y servicios se distribuyen a través de diferentes redes digitales (banda ancha fija, móvil, satélite, cable, digital terrestre) a una variedad de dispositivos de consumo (ordenadores, tabletas, televisores y teléfonos móviles)”.

En un mundo convergente -ejemplifica la Ofcom- un teléfono móvil puede recibir llamadas de voz, datos, imágenes, audio, vídeo y texto, todos entregados a través de una red móvil. Del mismo modo, se puede acceder a contenidos televisivos y de vídeo a través del satélite, el cable y la televisión digital terrestre, o incluso a través de una conexión de banda ancha fija o red móvil.

 

  • Creación de públicos

Teniendo en consideración el glosario de la Guía Políticas para la creatividad de la UNESCO (2010), la creación de públicos está ligada a aquellas políticas y estrategias, impulsadas desde el sector público y/o privado, dirigidas a crear interés entre determinados segmentos de población hacia ciertas expresiones audiovisuales, con el objetivo de generar una demanda real y un consumo efectivo de la producción cultural a corto, medio y largo plazo.

 

  • Cuota de pantalla / difusión

Es una medida de discriminación positiva tendente a favorecer la circulación de determinados contenidos audiovisuales a partir del establecimiento de una mínima de presencia de los mismos.

 Por ejemplo, a fin de fomentar la distribución y producción de programas de televisión europeos, la normativa de la UE, desde la Directiva Televisión sin fronteras, establece que sus países deben velar, “siempre que sea posible”, porque sus operadores de televisión reserven una proporción mayoritaria de tiempo a difundir a obras europeas (art. 4). Además, los operadores deben reservar, como mínimo, el 10 % de su tiempo de emisión o el 10% de su presupuesto de programación (cuota de producción) a obras europeas de productores independientes (art. 5).

En el caso del cine español, la Ley de Cine  establece que al menos un 25% de las sesiones programadas por las salas de cine debe exhibir obras cinematográficas provenientes de países de la UE; exceptuando de este cómputo aquellas sesiones que exhiban películas de terceros países en versión original subtitulada (art.18)