I

  • Indicadores

Son medidas cuantitativas o cualitativas derivadas de una serie de hechos observados, que capturan las propiedades latentes enmarcadas en un concepto más general, al que están ligados por afinidad de significado.

La mayoría de los conceptos teóricos con los que se trabaja en los estudios científicos son demasiado abstractos o generales para ser medidos a partir de una simple observación de la realidad. Por ello, en las investigaciones se procede a operacionalizar los conceptos (transformarlos en variables observables o indicadores) para poder contrastarlos empíricamente.

Por ejemplo, el concepto diversidad audiovisual (aplicado en este caso al sector televisivo) proporciona una denominación común a una serie de manifestaciones distintas: número de operadores de televisión existentes, tipos de señales, tipos de programas, procedencia geográfica de los contenidos televisivos, etc. Cada una de estas manifestaciones funciona como un indicador que puede llegar a servir para medir una parte de ese concepto más general que es la diversidad audiovisual.

Del anterior ejemplo se desprende que la relación entre el concepto y el indicador es parcial, ya que habitualmente un único indicador (específico) no cubre la totalidad de un concepto (general). Por ello, en muchas ocasiones se utiliza el procedimiento de operacionalización múltiple, que permite construir un elenco de indicadores que de forma conjunta dan cuenta del concepto o fenómeno analizado.

 

  • Industria audiovisual

Conjunto de procesos y actividades, que tienen por objeto la creación, producción, distribución, exhibición o difusión de mercancías con contenido simbólico -sonidos y/o imágenes animadas- que pueden ser consumidas en algún tipo de soporte, a cargo de agentes como empresas o instituciones que participan en las mismas desde un punto de vista económico, político o cultural. Las fases de la industria audiovisual son: creación, producción, distribución, difusión o exhibición y consumo. Sus subsectores principales: cine, televisión, radio, música grabada y videojuego.

 

  • Informes cuadrienales sobre Diversidad Cultural

La Convención 2005 de la UNESCO sobre Diversidad Cultural conmina a los países firmantes a “proporcionar, cada cuatro años, en informes a la UNESCO, información apropiada acerca de las medidas que hayan adoptado para proteger y promover la diversidad de las expresiones culturales en sus respectivos territorios y en el plano internacional” (art. 9).

En 2012 la UNESCO recibió los primeros 48 informes, cuyo objetivo es posibilitar el intercambio de información y experiencias entre los diferentes países que han suscrito la Convención de 2005; por ello se ha hecho un especial hincapié en que cada informe aporte datos estadísticos y ejemplos de buenas prácticas. Es posible consultar los informes en Quadrennial Periodic Reports 2012.