o

  • Obligación de financiación

En algunos países los operadores de televisión están obligados a contribuir económicamente con la financiación anticipada de películas cinematográficas y otros contenidos audiovisuales.

En España, por ejemplo, los operadores de televisión, de cobertura estatal o autonómica, que tienen incluyen largometrajes cinematográficos de producción actual (menos de siete años desde su producción) en sus señales, deben destinar por año un mínimo del 5% de la cifra total de ingresos del ejercicio anterior a la financiación anticipada de la producción europea de: películas cinematográficas, películas y series de televisión, documentales y películas y series de animación. Además, el 60% de la inversión debe destinarse a la financiación de obras en cualquiera de las lenguas oficiales en España.

Esta obligación se eleva al 6% en el caso de los prestadores del servicio de televisión de titularidad pública. Además, con excepción de los prestadores que emitan canales temáticos, como mínimo el 60% de la inversión anticipada deberá ser en películas cinematográficas, si bien para los operadores públicos será del 75%, siendo al menos el 50% de la inversión total del cómputo anual en obras de productores independientes. El 60% de la inversión anterior deberá destinarse a obras en cualquiera de las lenguas oficiales en España.

También están sometidos a la obligación los prestadores del servicio de comunicación electrónica que difundan canales de televisión y los prestadores de servicios de catálogos de programas.